AVANCE EXTRAORDINARIO Nº 11

Publicado: 26 de octubre de 2012 en Actualidad
Tedicione.png iniciale.png
A. Extraordinario. N° 11 Impuestos
AVANCE EXTRAORDINARIO Nº 11
LA ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA NO DEBE SANCIONAR POR INCUMPLIMIENTO DE
OBLIGACIONES ESTABLECIDAS EN EL CÓDIGO DE COMERCIO.

El Tribunal Superior de lo Contencioso Tributario de la Región de los Andes, publicó en fecha 13 de agosto de 2012, sentencia por medio de la cual establece que el SENIAT, no puede imponer sanción alguna, valiéndose de los procedimientos establecidos en el Código Orgánico Tributario, a menos que la obligación se encuentre tipificada en una norma de carácter tributario.

MULTAS POR INCUMPLIMIENTO DE LAS DISPOSICIONES
ESTABLECIDAS EN EL CÓDIGO DE COMERCIO.

1. Para aplicar la sanción contemplada en los artículos 90 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta y 102 del Código Orgánico Tributario el incumplimiento debe de estar tipificado en una ley tributaria y no en una ley mercantil como lo es el Código de Comercio.

Tribunal Superior Contencioso Tributario
De la Región de los Andes (13-08-2012)

(Omisis)

V
CONSIDERACIONES PARA DECIDIR

Del análisis de las normas antes descritas, es preciso resaltar que el artículo 90 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, expresa claramente que los libros de contabilidad obligatorios, están descritos en el Código de Comercio de Venezuela, y de la revisión de éste se encuentra que establece en su artículo 32 que todos los comerciantes deben llevar obligatoriamente, el libro diario, el libro mayor y el libro de Inventarios así como los libros auxiliares que estime convenientes utilizar, ajustados a los principios de contabilidad generalmente aceptados. Para los efectos legales, se entiende por libros de comercio los que determine la ley como obligatorios y los auxiliares necesarios para el entendimiento de aquellos, es claro que las normas se están refiriendo a la especie de libros de comercio en este caso de contabilidad, la norma indica claramente que son todos aquellos libros de los cuales se desprenda la actividad contable del comerciante.

(Omisis)

Establecido que los libros bajo estudio ostentan el carácter de libros de comercio más no de contabilidad, en virtud de que los mismos son creados como mecanismo de control de la gestión administrativa de la empresa que si bien pueden tener incidencia tributaria no son exigidos por éstas normas especiales de allí que no puedan ser objeto de sanción a través de los procedimientos de investigación y verificación fiscal, ya que la norma establecida en el Código de Comercio es clara al expresar que dichos libros lo llevan los administradores de la empresa destinados a reflejar lo acontecido a nivel administrativo interno de la Compañía.

(Omisis)

En conclusión: Primero: Se deja bien claro que las Sociedades Mercantiles deben obligatoriamente llevar los libros establecidos en el Artículo 260 del Código de Comercio, entre los cuales está el libro de actas de asambleas, libro de actas de la junta de administradores y un libro de accionistas. Segundo: Que la administración tributaria tiene toda la facultad de solicitar la exhibición de dichos libros de conformidad con el Artículo 121 Nral 2, 127 Numeral 3 y el Artículo 102 del Código Orgánico Tributario. Tercero: Que si bien es cierto este libro no tiene relación con la contabilidad de la empresa, sí tiene interés fiscal a los fines de determinar por ejemplo la responsabilidad solidaria de los administradores y cualquier otra vinculación que tenga bien realizar la Administración Tributaria.

Ahora bien, en el caso de autos se ha sancionado al contribuyente por dos hechos relacionados con estos libros, en primer lugar: “El contribuyente lleva el libro de accionistas sin cumplir con las formalidades o condiciones establecidas por las normas correspondientes…” lo cual según se indica en el acta de recepción y verificación inmediata de deberes formales tiene que ver con el hecho de que el aludido libro no señala el domicilio de los accionistas; y en segundo lugar: “El contribuyente no deja constancia del numero de Registro Único de Información Fiscal (RIF) en los libros auxiliares exigidos por las normas tributarias…” incumplimiento éste que a su vez se desprende del Acta antes identificada en la cual se señala que el libro de Actas de Asamblea no indica el N° de RIF.

Ahora bien, a la luz de los argumentos anteriormente explanados, ambas sanciones resultan insostenibles dado que no existe norma especial de carácter tributaria que establezca expresamente la obligación cuyo incumplimiento se sanciona, del mismo modo es imprescindible aclarar que el libro de actas de asamblea no puede ser calificado como libro auxiliar tal y como erradamente señala el acto recurrido. Se ratifica el criterio reiterado de este despacho según el cual para que pueda ser sancionado con dicho Artículo el incumplimiento debe de estar tipificado en una ley tributaria y no en una ley mercantil como lo es el Código de Comercio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s